RET.ART - saga de artistas

     Si habitualmente la herencia que los padres dejan a sus hijos, bien sea genética o económica, es de gran importancia; lo es aún mas si ésta es artística. El arte proporciona a los seres humanos una forma diferente de ver la vida, con otra sensibilidad, incluso con rabia si llegado el momento ésta es necesaria.  Sin duda, el arte hace mejor al ser humano y lo hace evolucionar mas que ninguna otra revolución. De forma callada los cambios en los estilos y los gustos de las corrientes artísticas a lo largo de los tiempos han influenciado en el desarrollo de la sociedad, convirtiéndola en mas humana. 

     Es muy importante que sepamos tener los ojos y la mente lo suficientemente abiertos para que nos llegue correctamente el mensaje que las obras de arte actuales nos intentan transmitir, así como saber discernir entre lo que realmente es una obra de arte de lo que simplemente se trata de un producto mas o menos elaborado.

     En esta labor, lo mejor es dejar que vuelen nuestros sentimientos y cuando nos encontremos ante la obra de arte, no sólo la veamos con los ojos, sino que usemos el resto de los sentidos para que nos envuelva. Y solo de esta manera, dejando en parte que la intuición nos hable, es como podremos llegar al fondo de la misma.

     Para ello, no es necesario estar especialmente preparado, ni poseer estudios avanzados. El observador sensible recibirá igualmente el mensaje, e incluso en ocasiones deberá huir de las opiniones de críticos cualificados, que al basarse principalmente en fundamentos academicistas, son mas reacios a los cambios de tendencias, así como a corrientes que en su intento de innovar, lo que hacen es crear monstruos.

     En esta página tendrá la oportunidad de ver una serie de obras, que pretenden ser de arte, pero que sólo usted como observador podrá calificarlas así. Se trata de la producción artística de un grupo familiar compuesto por tres generaciones: desde el maestro con 89 años y sus pinceles en activo, pasando por su hijo de 54 años y con más de 35 años tras el caballete, hasta sus nietos que son licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Granada.

     Como se ve, la herencia genético-artística, es indudable que se produce.

     Vea lo que se presenta en esta página y simplemente déjese llevar por su intuición. Si le gusta, estupendo, pues para eso está expuesta, y si no, será que el artista no ha sabido llegar al fondo. Para ello, al final encontrará un libro de visitas donde puede dejar su opinión, la cual nos servirá como orientación para obras futuras.

     Gracias por su atención.

                                                                                                                                                                     F.J.R.S.

 

                                                                                                                                                  

 

Inicio

Usted es el visitante número
Gracias por su visita
RET.ART | pintor.retamero@hotmail.com